Aaron y Carmen 

"Una tarde de verano en su pueblo"

Siempre hay rincones que te envuelven y te inspiran para una ocasión. En este caso uno de mis sitios preferidos es el lavadero de El Padul o fuente de cinco caños. Me encanta este sitio, un escenario en el que escuchas como corre el agua, esas piedras y arcos. 

Aaron y Carmen, dos hermanitos de El Padul, tenían conmigo una sesión de fotos pendiente y como no iba a venir a este precioso lugar.

Estuvieron tan compenetrados, que el resultado os lo dejo para que lo disfruteis.